5 common mistakes when doing your Kegels

Los ejercicios de Kegel son importantes para nuestro bienestar, ya que nos proporcionan métodos para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Los ejercicios de Kegel ofrecen una serie de beneficios, como la mejora de la circulación sanguínea, el aumento de los orgasmos y la mejora del suelo pélvico. Es importante que los usuarios realicen los ejercicios de Kegel de forma correcta y según su diseño, ya que realizarlos de forma incorrecta puede anular los resultados deseados al realizarlos. Los usuarios son propensos a cometer errores de Kegel cuando no entienden el ejercicio que están realizando. No obstante, hemos elaborado una lista de cinco errores comunes al realizar los ejercicios de Kegel para que pueda evitar algunos de los errores de Kegel más comunes y sacar el máximo provecho de su ejercicio.   

ERROR DE KEGEL N°1: APRETAR LOS MÚSCULOS EQUIVOCADOS

Uno de los errores más comunes que cometen las usuarias al realizar los ejercicios de Kegel es apuntar y apretar los músculos equivocados. (1) La Dra. Pamela Levin explica: "Si pones la mano en el abdomen y sientes que los músculos del vientre se contraen, no estás apretando el lugar correcto. Si sientes que las nalgas se tensan y se levantan de la silla, entonces no estás apretando el lugar correcto". Es importante asegurarse de que se realizan los ejercicios de Kegel según las instrucciones. Muchos usuarios suelen creer que apretar los músculos de las nalgas es un indicador de que están haciendo los Kegel correctamente. (2) De hecho, apretar los glúteos puede ser una señal de que está haciendo los Kegel de forma incorrecta. Apretar los glúteos no fortalecerá el músculo del suelo pélvico, que debe permanecer relajado durante los ejercicios de Kegel.

Existen dispositivos como Perifit para evitar que se realicen los Kegel de forma incorrecta. Perifit tiene en cuenta las necesidades específicas del usuario y su tipo de cuerpo. Además, le ayudará a determinar los ejercicios de Kegel más útiles para su propio cuerpo y le ayudará a asegurarse de que está apuntando y entrenando los músculos correctos.

ERROR DE KEGEL N°2: APRETAR EN LUGAR DE FORTALECER

Otro error común que lleva a los usuarios a hacer Kegels de forma incorrecta es trabajar los músculos previstos de forma incorrecta. Es importante que se utilice el entrenamiento adecuado para el músculo previsto, porque las tensiones en el suelo pélvico pueden ser irreversibles. Tómese el tiempo necesario para aprender a realizar correctamente los ejercicios de Kegel. Es fundamental que los usuarios comprendan que los ejercicios de Kegel no implican tensión en las nalgas, los muslos o el abdomen. En su lugar, al realizar los ejercicios, es importante que encuentre una posición cómoda que le permita contraer y aislar el músculo del suelo pélvico sin tensión y realizar estos ejercicios sin dolor.

(3) Ten en cuenta que el entrenamiento del suelo pélvico consiste en fortalecerlo sin apretarlo. Un suelo pélvico muy tensado es tan perjudicial como un suelo pélvico débil. Tanto un suelo pélvico débil como un suelo pélvico muy tensado provocarán la pérdida de la función de la vejiga. El objetivo es fortalecer el suelo pélvico. Por lo tanto, los usuarios deben asegurarse de relajarse, respirar y esforzarse por realizar los ejercicios de Kegel tal y como están diseñados.

ERROR KEGEL N°3: OLVIDAR LA PARTE "RELAJANTE" DE LOS KEGELS

Olvidar la relajación es otro de los errores más comunes que cometen los usuarios y que frecuentemente conducen a errores de Kegel. Los ejercicios de Kegel son algo más que contracciones e implican soltar y reducir la tensión externa e interna. (3) A menudo se consiguen grandes resultados con los ejercicios de Kegel mediante contracciones fuertes, pero el músculo del suelo pélvico puede fatigarse muy rápidamente. Por lo tanto, es primordial que los usuarios se relajen durante los periodos de descanso para poder dar el máximo esfuerzo a la siguiente contracción.

(4) Además, la contracción de los músculos del suelo pélvico ayudará a fortalecerlos; sin embargo, sigue siendo importante ser consciente de esos músculos y de su funcionamiento. Si no se liberan completamente las contracciones, estos músculos pueden trabajar en exceso o tensarse en exceso. Esto puede provocar daños en el suelo pélvico. La capacidad de relajar estos músculos puede ser extremadamente beneficiosa durante el parto porque facilita el movimiento del bebé a través del canal de parto y reduce la probabilidad de desgarros vaginales.

ERROR DE KEGEL N°4: OLVIDARSE DE TRABAJAR LA TÉCNICA DE RESPIRACIÓN

Además de relajarse, (5) los usuarios de Kegel deben recordar respirar y mejorar su técnica de respiración. Una técnica de respiración sólida reducirá en gran medida los errores de Kegel. Contener la respiración puede hacer que no saques el máximo partido a tus ejercicios de Kegel, y esto crea un aumento de la presión intraabdominal. Esta pesadez le engañará al hacer que sus músculos se sientan tensos y le dará la sensación de que los ejercicios de Kegel están funcionando. Sin embargo, en realidad no están funcionando como están diseñados y podrías estar ejerciendo una presión sobre tu suelo pélvico que podría dañarlo.

(5) Una forma de superar este reto es ser consciente de que es un problema. Sé consciente de tus patrones y hábitos de respiración durante el ejercicio. La mayoría de nosotros retiene la respiración durante los ejercicios, cometiendo inconscientemente errores de Kegel. Recuerde que debe desarrollar un patrón de respiración. Esto no sólo mejorará los resultados de sus ejercicios de Kegel, sino que también le ayudará a mejorar su postura y su eficacia general a la hora de realizar los ejercicios de Kegel. 

ERROR DE KEGEL N°5: SER INCOHERENTE CON SU RUTINA DE ENTRENAMIENTO

Uno de los errores más comunes que lleva a hacer los Kegels de forma incorrecta es simplemente ser inconsistente. (5) Si hace los ejercicios de Kegel correctamente y con frecuencia, debería ver resultados en una semana. Si no ve resultados, es posible que deba solicitar una reunión con su médico para discutir la situación.  

(4) No obstante, todos los ejercicios requieren paciencia, esfuerzo y constancia. El fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico no es una excepción. Deberás asegurarte de que dedicas al menos cinco minutos al día a completar tu rutina. Además, debes reservar tiempo para poder realizar los ejercicios de Kegel correctamente y sin prisas. Porque hacer los ejercicios de Kegel de forma incorrecta no sólo puede suponer una pérdida de su valioso tiempo, sino que también puede dañar los músculos del suelo pélvico. 

Para evitar hacer los Kegels de forma incorrecta y repetir algunos de los errores más comunes asociados a los ejercicios de Kegel, considera Perifit como tu entrenador de suelo pélvico. Perifit utiliza el enfoque de biorretroalimentación para proporcionarle información instantánea sobre la fuerza de su suelo pélvico y la calidad de sus contracciones (Kegels) mediante el uso de su sensor interno y la aplicación móvil. Este dispositivo utiliza un mecanismo, al que se puede acceder a través de tu smartphone, para proporcionar un entrenamiento de biorretroalimentación del suelo pélvico a todas las usuarias, independientemente de su edad o condición del suelo pélvico. Perifit ofrece una forma divertida y atractiva de aumentar la fuerza del suelo pélvico. 


CONOZCA MÁS:

 

Referencias:

  1. Penn Medicine, “Are you doing your Kegel Exercises Correctly” date accessed on 08/29/2021: https://www.pennmedicine.org/updates/blogs/womens-health/2015/may/how-to-do-kegel-exercises-correctly
  2. YouTube, “The 5 Kegel Exercises to avoid!” date accessed on 08/29/2021: https://www.youtube.com/watch?v=10muCEsbuV8
  3. Perifit, “Kegel 101: How do you do Kegel exercises?” date accessed on 08/29/2021: https://eu.perifit.co/pages/content-67-kegel-101
  4. Intiminia, “Are you doing Kegel’s wrong? 8 Kegel mistakes and tips to improve” date accessed on 08/29/2021: https://www.intimina.com/blog/8-kegel-mistakes/
  5. Elvie, “5 common mistakes when doing your Kegels” date accessed on 08/29/2021: https://www.elvie.com/en-us/blog/5-common-mistakes-when-doing-your-kegels