5 things to do before giving birth for a quicker postpartum recovery

Tu cuerpo experimenta algunos cambios milagrosos a lo largo del embarazo para favorecer el crecimiento de tu bebé. Cuando llegas al último trimestre y te acercas a la fecha del parto, pensar en el proceso de alumbramiento puede ser un poco angustioso

Además, la incertidumbre de la curación durante la fase posparto también puede aumentar la ansiedad. Por eso es tan importante estar preparada para el cuarto trimestre.

En este artículo compartiremos algunos consejos que seguramente beneficiarán a una recuperación más fácil después del parto.

1. SEGUIR UNA DIETA NUTRITIVA

Con los antojos del embarazo y el mito ampliamente propagado de que potencialmente comes por dos, es relativamente fácil comer mucho más de lo que esencialmente deberías durante tu embarazo. Sin embargo, una dieta nutritiva es esencial para ayudar a tu recuperación posparto.

Comer pequeñas comidas saludables y añadir buenas cantidades de fibra a tu dieta ayuda a prevenir el estreñimiento, no sólo durante el embarazo sino también en la fase de posparto. Las hemorroides también son una posible preocupación de la fase de posparto. Para prevenirlas, se aconseja que ganes y mantengas el peso adecuado durante todo el embarazo. Si tienes un exceso de peso, esto ejercerá una presión directa sobre tu suelo pélvico y puede empeorar las hemorroides, por no hablar de un futuro caso de incontinencia tras el parto. Te aconsejamos que hables con tu médico y decidas cuál es el peso saludable para ti durante el embarazo.

Además, ¡bebe mucha agua! Un consumo saludable de agua es vital para tu bebé en crecimiento. Quizá no lo sepas, pero durante el embarazo el volumen de sangre aumenta, lo que hace que te deshidrates más rápidamente. Por lo tanto, adquirir el hábito de beber más agua no sólo puede beneficiar a tu bebé, sino también reducir las posibilidades de desarrollar estreñimiento después del parto.

2. MANTENER UN ESTILO DE VIDA ACTIVO

Con la barriga de embarazada cada vez más grande, el peso extra que llevas encima puede parecer suficiente ejercicio. Sin embargo, mantenerse activa durante todo el embarazo, y especialmente hacia el final, puede ayudarle a tener un parto sin problemas y también puede ayudarle a recuperarse en la fase de posparto.

No es necesario hacer entrenamientos extenuantes ni mantener los regímenes de fitness anteriores al embarazo. Modificar e incluso añadir paseos regulares a tu día es suficiente durante el último tramo del embarazo.

Mantener un estilo de vida activo a lo largo del embarazo también ayuda a volver a hacer ejercicio antes, una vez que el médico te dé el visto bueno para hacerlo. En resumen, el ejercicio ligero durante el embarazo y una vez que el médico te dé el visto bueno después del parto puede ayudar a que todo tu cuerpo se recupere rápidamente.

3. CONSIDERA UN MASAJE PERINEAL

Un masaje perineal es una forma excelente de reducir el riesgo de desgarro perineal durante el parto, así como de reducir potencialmente la duración del mismo.

El masaje del perineo puede comenzar unas semanas antes del parto, ya que ayuda a preparar los músculos del perineo para acoger al bebé. No tengas miedo. Es relativamente fácil realizar un masaje perineal por ti misma:

  • Para empezar, debe sentarse en una posición cómoda que le permita acceder al perineo.
  • Con los dedos limpios, masajea suavemente el perineo (zona entre la vagina y el recto).

También es posible que quieras empezar a aplicar lentamente presión en la abertura de tu canal de parto (que está a unos dos centímetros dentro de la vagina) y estirarla lentamente para prepararla para el parto.

Sin embargo, no siempre es fácil saber exactamente cómo realizar un masaje perineal, por lo que lo mejor es que primero hables de los pasos con tu fisioterapeuta o médico especialista en pelvis. También puedes pedirle a tu pareja que te ayude con el masaje perineal.

4. SIGUE PRACTICANDO TUS KEGELS

Practicar los ejercicios de Kegel durante todo el embarazo es muy recomendable y si no lo has hecho, ¡ahora es un buen momento para empezar!

Llevar a tu bebé durante nueve meses, junto con toda la presión del parto, supone un gran esfuerzo para tu suelo pélvico. Para ayudar a una recuperación más rápida, prevenir los desgarros y la incontinencia después del parto, recomendamos encarecidamente los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

Incorporar los ejercicios de Kegel a tu rutina diaria también te ayudará a la recuperación vaginal, lo que te permitirá disfrutar de tu vida sexual siempre que estés preparada en tu fase posparto.

5. PREPARAR LA CURACIÓN POSPARTO

Esto significa esencialmente tener preparados todos los elementos esenciales que necesitarás para tu fase de posparto.

Para empezar, tu periné va a necesitar algunos cuidados cuando vuelvas a casa. A causa de los empujones durante el parto, es posible que se produzcan hemorroides o desgarros en el perineo que pueden hacer que necesites puntos de sutura. En general, vas a estar dolorida ahí abajo durante bastante tiempo después del parto. Considera la posibilidad de abastecerte de bolsas de hielo, botellas de spray y almohadillas refrigerantes. También es posible que necesites almohadillas de hamamelis guardadas en el congelador para usarlas en tu recuperación posparto.

También sería bueno que durmieras más horas en las semanas previas al parto. Una vez que el bebé esté aquí, te darás cuenta rápidamente de que sólo puedes dormir un poco de vez en cuando.

En resumen, nunca se está demasiado preparada para la fase de posparto. Todos los libros sobre el embarazo y el posparto sólo pueden servir de guía, pero cada viaje es diferente, con giros nuevos e inesperados. Para poder disfrutar de la llegada de tu pequeño, te vendrá muy bien recuperarte pronto tras el parto. Teniendo esto en cuenta, haz lo que consideres mejor para ti y, siempre que sea necesario, no dudes en pedir ayuda a tus allegados y a tu médico.

Artículo escrito por
Directora: Salud y Bienestar en Naima

APRENDER MÁS SOBRE EL POSPARTO Y EL EMBARAZO:

 

DESCUBRE LA MAGIA QUE HAY DETRÁS DE UN SUELO PÉLVICO SANO:

 

Referencias:

  • Durnea CM, Khashan AS, Kenny LC, Durnea UA, Dornan JC, O'Sullivan SM, et al. What is to blame for postnatal pelvic floor dysfunction in primiparous women-Pre-pregnancy or intrapartum risk factors? European journal of obstetrics, gynecology, and reproductive biology. 2017;214:36-43. 
  • Kapoor, D.S., Freeman, R.M. Pregnancy, childbirth and urinary incontinence. In: Haslam, J., Laycock, J. (eds)Therapeutic Management of Incontinence and Pelvic Pain.London: Springer-Verlag. 2008. 
  • https://www.ahajournals.org/doi/full/10.1161/circulationaha.114.009029#:~:text=Blood%20volume%20increases%20significantly%20within,%2C%20usually%20close%20to%2045%25.