7 ways to prevent prolapse

Como dice el refrán, "la prevención es la mejor medicina". Aunque no existe una forma definitiva de prevenir el prolapso uterino, sí hay formas de reducir el riesgo. En primer lugar, el prolapso uterino es poco frecuente en las personas que no tienen hijos, pero puede producirse si una persona tiene sobrepeso o padece una afección que tensiona el suelo pélvico, como la tos crónica o el estreñimiento.

Entre las que dan a luz por vía vaginal, aproximadamente el 50% desarrollará alguna forma de prolapso de órganos pélvicos a lo largo de su vida. Así que si abstenerse de tener hijos no es tu método de prevención preferido, aquí tienes 7 cosas que puedes hacer: 

" Entre las madres que dan a luz por vía vaginal, cerca del 50% desarrollará alguna forma de prolapso de órganos pélvicos a lo largo de su vida"

1. FORTALECER LOS MÚSCULOS DEL SUELO PÉLVICO

A la cabeza de la lista, tenemos los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios se realizan contrayendo, manteniendo y relajando regularmente los músculos que componen el suelo pélvico. La repetición es clave, ya que estos ejercicios tardan entre 1 y 3 meses en surtir efecto. Pero no temas. Estos ejercicios no requieren que salgas de casa ni que pases horas en el gimnasio a la semana, simplemente puedes realizarlos a lo largo del día, durante un par de minutos cada vez. Un fisioterapeuta especializado en la musculatura del suelo pélvico puede ayudarte a asegurarte de que lo haces correctamente. Otra opción es un dispositivo de biorretroalimentación que puede guiar tus ejercicios y mantenerte en el camino. Estos ejercicios son especialmente importantes después del parto. Pero, como siempre, el mejor momento para empezar es ahora, ya que un suelo pélvico más fuerte tiene muchos más beneficios que una recuperación posparto más rápida y la prevención del prolapso.

2. EVITAR EL AUMENTO DE PESO

Ayuda a tu cuerpo en la batalla de toda la vida contra la gravedad. Al igual que el peso extra afecta a tus articulaciones, también es un esfuerzo para tus músculos y la integridad estructural de tu suelo pélvico. Pero no hace falta que lo hagas sola. Habla con tu médico sobre tu peso ideal y obtén algunos consejos basados en la evidencia para las estrategias de pérdida de peso.

3. APRENDA A LEVANTAR CORRECTAMENTE

El sobreesfuerzo de los músculos puede provocar o empeorar el prolapso. No levantar cosas demasiado pesadas para ti y aprender a usar las piernas en lugar de la cintura o la espalda es importante para prevenir tanto el prolapso como las lesiones de espalda.

4. TRATAR O PREVENIR EL ESTREÑIMIENTO

Al igual que el levantamiento de peso y el aumento de peso, el esfuerzo durante la defecación ejerce presión sobre el suelo pélvico. Para evitar el estreñimiento, asegúrate de beber mucho líquido y comer alimentos ricos en fibra. También es importante que no te aguantes cuando sientas la necesidad de ir al baño, ya que eso puede empeorar o causar estreñimiento, pero asegúrate de no forzarlo si tu cuerpo no está preparado. Te recomendamos que consultes a tu médico si los cambios en la dieta no funcionan. A veces, el estreñimiento puede deberse a problemas nerviosos, medicamentos u otras causas subyacentes. No intente automedicarse con laxantes hasta que haya hablado con su médico, ya que podría empeorar su estado.

5. CUIDA TUS PULMONES

La tos repetitiva provoca un sobreesfuerzo. Haz que te traten la tos o intenta aliviar su gravedad. Si eres fumador, plantéate dejar de fumar. Hay un gran número de ayudas disponibles para facilitar el camino, así que no tengas miedo de pedir recomendaciones a tu médico.

6. ANTES DE DAR A LUZ - HABLE CON SU GINECÓLOGO

Según un estudio, las probabilidades de desarrollar un prolapso uterino después del parto aumentan considerablemente con el uso de fórceps o el parto asistido por vacío. Pero eso no significa que tu médico no deba utilizarlos si tiene la debida experiencia en ello. Antes del parto, pregunta a tu ginecólogo si se siente cómodo con el uso de estas herramientas. Cuéntales tus preocupaciones y menciona si tú o alguien de tu familia tiene antecedentes de prolapso o debilidad del tejido conjuntivo.

"Según un estudio, las posibilidades de desarrollar un prolapso uterino después del parto aumentan en gran medida con el uso de fórceps o el parto asistido por vacío".

7. ESTRÓGENO VAGINAL: ¿USAR O NO USAR?

El riesgo de prolapso uterino aumenta durante la menopausia. A las que ya tienen un prolapso, se les puede recetar estrógenos vaginales antes de la cirugía, junto con ejercicios de los músculos pélvicos para fortalecer la pared vaginal. Pero, ¿qué validez tiene como medida preventiva? En general, los datos no son concluyentes. Es posible que para las personas mayores de 60 años, el raloxifeno oral pueda reducir la necesidad de una intervención quirúrgica de prolapso de órganos pélvicos, pero recetarlo como prevención no es una práctica habitual. Habla con tu médico sobre los pros y los contras para saber qué puede ser lo mejor para ti.

"Teniendo en cuenta el número de personas que desarrollan un prolapso, merece la pena intentar prevenirlo antes de que ocurra".

 

Además de los métodos preventivos mencionados anteriormente, recuerde que una dieta saludable y el ejercicio regular son vitales para mantener todos sus órganos intactos y funcionando sin problemas. Crear hábitos centrados en la prevención puede no ser fácil, así que busca apoyo. Habla con tu médico, utiliza la ayuda de una aplicación o crea un sistema de apoyo mutuo con tus amigos. Teniendo en cuenta el número de personas que desarrollan un prolapso, merece la pena intentar prevenirlo antes de que ocurra. 

 

Artículo escrito por
Dama Awadallah, médico
Asistente de investigación del Centro Mary S. Easton para la investigación de enfermedades

CONOZCA MÁS:

 

Referencias :