Do Kegels Work

Una pregunta sin pretensiones pero complicada: ¿funcionan los ejercicios de Kegel? La respuesta sencilla a esta pregunta es que sí, los ejercicios de Kegel funcionan.

Los ejercicios de Kegel se utilizan para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Es importante tener en cuenta que los músculos del suelo pélvico pueden fortalecerse en todas las personas. Los músculos del suelo pélvico son importantes porque se utilizan para sostener órganos corporales como la vejiga y su funcionalidad, el intestino delgado, el útero y el recto. Las tensiones en la musculatura del suelo pélvico pueden suponer un reto importante para la persona que experimenta problemas en esta región del cuerpo, como la incontinencia y el prolapso.

Existen varios dispositivos y técnicas que se emplean en este campo de estudio para ayudar a mejorar el suelo pélvico. Los ejercicios de Kegel son uno de ellos. Los ejercicios de Kegel requieren un uso constante y, con el tiempo, los resultados serán valiosos para quienes los realicen correctamente. Este artículo pretende ayudar al lector a conocer en profundidad los ejercicios de Kegel y su relación con la intrincada musculatura del suelo pélvico.

¿Por qué debo hacer los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel son beneficiosos para quienes los realizan de forma adecuada y constante. Además, los ejercicios de Kegel pueden ayudar a prevenir la aparición de una disfunción del suelo pélvico o pueden utilizarse para tratar a las personas que experimentan problemas como el periné posparto, la vejiga hiperactiva, la incontinencia y el prolapso. Los síntomas de un suelo pélvico disfuncional incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Estreñimiento, esfuerzo o dolor al defecar
  • Dolor inexplicable en la zona lumbar, la pelvis, los genitales o el recto
  • Espasmos de los músculos pélvicos
  • Necesidad frecuente de orinar
  • Relaciones sexuales dolorosas para los usuarios1

Programe un examen médico si experimenta los síntomas mencionados anteriormente. Puedes ayudar a tus síntomas físicos entrenando los músculos del suelo pélvico, estas técnicas promueven la salud y proporcionan apoyo para que estos síntomas no empeoren.

Kegels para hombres

Los ejercicios de Kegel no son sólo para cualquier persona con anatomía vaginal, también pueden ser realizados por los hombres para mejorar el control de la vejiga y, potencialmente, el rendimiento sexual2. Si eres un hombre que experimenta con frecuencia el goteo después de orinar o si se presenta algún tipo de incontinencia urinaria o fecal, el entrenamiento del suelo pélvico puede ser una gran manera de tomar el control de la situación. Los ejercicios de Kegel pueden realizarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Es aconsejable que, antes de empezar la primera rutina, te encuentres en un espacio cómodo y seas capaz de familiarizarte con los ejercicios, así como con la forma de realizarlos correctamente.

El primer paso del programa de Kegel es identificar los músculos del suelo pélvico. Para ello, debes detener la micción a mitad de camino y contraer los músculos que impiden la expulsión de gases. Estas contracciones son los músculos del suelo pélvico trabajando. El siguiente paso es perfeccionar la nueva habilidad. Puedes empezar con contracciones de tres segundos seguidas de tres segundos de relajación completa, y luego repetir y aumentar las repeticiones, hasta llegar a la actividad muscular inconsciente. La constancia es la clave y la incorporación de estos ejercicios de Kegel a tu rutina diaria te ayudará a prevenir las disfunciones del suelo pélvico.

Kegels para mujeres

Los ejercicios de Kegel también son beneficiosos para cualquier persona con vagina que desee prevenir o ayudar a tratar la incontinencia urinaria u otros problemas del suelo pélvico, y pueden realizarse en cualquier momento que resulte conveniente3. Es probable que te beneficies de los ejercicios de Kegel si experimentas pérdidas de orina al estornudar, toser o reír. También le ayudarán a recuperarse del prolapso. Al igual que los consejos para los hombres, los mismos son válidos para las mujeres, asegúrese de realizarlos a diario y llegue a una rutina en la que pueda hacer tres series completas de 10 repeticiones de tres segundos de retención en cada contracción y relajación, y conviértalos en una parte de su rutina diaria, como lavarse los dientes.

Cómo hacer Kegels que funcionen

Los ejercicios de Kegel están diseñados para fortalecer y acondicionar los músculos profundos del suelo pélvico, con el fin de combatir cualquier disfunción de este órgano y ayudar a la recuperación de un suelo pélvico debilitado. Deben seguirse explícitamente para garantizar la mayor posibilidad de ayuda a la recuperación y la prevención. Es importante empezar por localizar adecuadamente y asegurarse de que se trabajan los músculos pélvicos. En primer lugar, túmbate para conocer los músculos necesarios para el entrenamiento del suelo pélvico. A continuación, empieza con pocas repeticiones y ve aumentando las series hasta llegar a un total de tres series de 10 repeticiones, y hazlo a diario. Una repetición debe consistir en tres segundos completos de contracción seguidos de tres segundos completos de relajación completa. Puede pasar a realizar los ejercicios de pie o caminando a medida que se sienta más cómodo con ellos. No apriete otras partes del cuerpo al realizar estos movimientos, pero tenga en cuenta que es aconsejable fortalecer también la cadera y el tronco para obtener la máxima respuesta, si puede.

¿Funcionan los ejercicios de Kegel?

Entonces, ¿funcionan los ejercicios de Kegel? Si los ejercicios de Kegel se realizan con frecuencia y de forma adecuada, se puede esperar sentir los beneficios después de unas semanas o unos meses de empezarlos. Puede esperar que las pérdidas sean menos frecuentes cuando estos ejercicios se conviertan en una parte permanente de su rutina diaria. Piense en estos ejercicios como en cualquier otro músculo que trabaje en un gimnasio o en una piscina. La premisa es la misma aquí. El objetivo es acondicionar y fortalecer un músculo debilitado, y la forma de hacerlo es estar concentrado y ser constante con el esfuerzo del ejercicio y el tiempo que se dedica a hacer estos movimientos, asegurando que formen un elemento permanente en su rutina diaria, como lavarse los dientes.

Los ejercicios fueron desarrollados a finales de la década de 1940 por el Dr. Arnold H. Kegel, un ginecólogo estadounidense, como forma no quirúrgica de evitar las pérdidas de orina de las mujeres. También funcionaron para los hombres con incontinencia4. Unos músculos del suelo pélvico fuertes pueden ayudar a evitar la incontinencia en todos los géneros.

Empieza con un calendario de objetivos alcanzables, como por ejemplo: día 1, localizar los músculos correctos de tu suelo pélvico realizando algunos ejercicios sencillos como los mencionados anteriormente, día 2, empezar a apretar y mantener las contracciones de tu suelo pélvico durante un segundo y luego la relajación completa durante un par de segundos, intenta esto un par de veces, pero ten cuidado de no fatigarte. La mejor manera de establecer cualquier objetivo es hacerlo medible y alcanzable para que puedas seguir tu progreso. Un par de repeticiones al día es un buen comienzo y puedes aumentar las repeticiones si dedicas el mismo tiempo a relajar completamente los músculos pélvicos. Ten en cuenta que la relajación es tan importante como la contracción. Con el tiempo, podrás llegar a realizar retenciones de 10 segundos y relajaciones profundas entre cada repetición, además de poder realizarlas en cualquier momento y lugar que te convenga.

Perifit: fortalece tu suelo pélvico con juegos y biofeedback

Perifit utiliza el enfoque de biorretroalimentación para proporcionarte información instantánea sobre la fuerza de tu suelo pélvico y la calidad de tus contracciones (Kegels) mediante el uso de su sensor interno y la aplicación móvil. Este dispositivo utiliza una aplicación, a la que se puede acceder a través de tu smartphone, para proporcionar un entrenamiento de biorretroalimentación del suelo pélvico a todas las usuarias, independientemente de su edad o de la condición del suelo pélvico. Perifit ofrece una forma divertida y atractiva de aumentar la fuerza de tu suelo pélvico y el uso frecuente de este producto te dará la confianza necesaria para llevar tu vida sin el miedo a posibles momentos embarazosos.

 

Más información:

     

    Referencias:

    1. Columbia University Irving Medical Center, 'Disturbios del pavimento pélvico: Domande frecuentes' Chirurgia colorettale Columbia Surgery, data di accesso il 28/06/2021: https://columbiasurgery.org/colorectal/pelvic-floor-disorders-frequently-asked-questions
    2. Mayo Clinic, 'Esercizi di Kegel per gli uomini: Capire i benefici' data di accesso il 26/07/21: https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/mens-health/in-depth/kegel-exercises-for-men/art-20045074
    3. Mayo Clinic, 'Esercizi di Kegel: A how-to guide for women' data di accesso il 26/07/21: ttps://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/kegel-exercises/art-20045283
    4. Harvard Health Publishing, Harvard Medical School, 'Step by step guide to performing Kegel exercises' data di accesso il 07/27/21: https://www.health.harvard.edu/bladder-and-bowel/step-by-step-guide-to-performing-kegel-exercises