Essentials for a Healthy Vagina: Before, during, and after sex

Muy bien, es hora de que hablemos de lo esencial para una vagina sana, más concretamente antes, durante y después del sexo. Esta zona de nuestro cuerpo es extremadamente sensible y, sinceramente, muy cambiante. La fricción, las bacterias e incluso un lubricante inadecuado pueden causar irritaciones vaginales, que a veces conducen a infecciones más graves.

Además, saber cómo cuidar la vagina antes y después del sexo puede ayudar a que la experiencia sea más cómoda, placentera y segura.

Puede ser fácil olvidarlo cuando estás en el calor del momento (literalmente), pero la salud vaginal es muy importante. Aquí tienes 8 cosas que deberías hacer antes, durante y después del sexo para tener y mantener la más sana y feliz de las vaginas.

ANTES DEL SEXO

LAVARSE

Recientemente, celebridades como Mila Kunis, Kristen Bell y Charlize Theron han declarado públicamente que se duchan con poca frecuencia, a menudo esperando a ver la suciedad o "esperando la peste" como Kristen Bell dijo tan elocuentemente. Aunque las duchas poco frecuentes pueden ser la norma para muchas personas (¡prometo que no estamos aquí para juzgar!), puede que quieras pensar en darle a esta zona de tu cuerpo una pequeña limpieza aunque no tengas ganas de meterte en la ducha y bañar todo tu cuerpo. Los estudios han demostrado que lavarse la vulva a diario con jabones naturales no alergénicos ayuda a evitar que las bacterias se transfieran de la vulva o el ano a la vagina durante las relaciones sexuales. 

MANTENTE HIDRATADA

No te saltes los líquidos. Es importante beber agua y mantenerse hidratada por un sinfín de razones, entre ellas mantener una vagina sana y feliz. Beber agua no sólo mantiene la piel genital externa hidratada, sino que también puede ayudarte a mantener una vagina lubricada. Cuando la piel, tanto del interior como del exterior de la vagina, está deshidratada, puede provocar picores o infecciones.

UTILIZAR LUBRICANTE

Muchas parejas optan por utilizar un lubricante para facilitar la fricción durante las relaciones sexuales con penetración. La lubricación reduce la fricción, lo que puede hacer que las relaciones sexuales con penetración sean más placenteras, además de ayudarte a evitar las infecciones urinarias.

Aunque se pueden encontrar fácilmente lubricantes en muchas tiendas, como la farmacia o la tienda de comestibles local, es importante fijarse siempre en los ingredientes, ya que algunos no siempre están de acuerdo con usted y su cuerpo. Un ingrediente conocido por causar problemas es la glicerina, un aditivo que da al lubricante su sensación de humedad duradera. La glicerina puede afectar al equilibrio de las bacterias de la vagina (flora vaginal) y aumentar el riesgo de infecciones como la infección por hongos y la vaginosis bacteriana. Además, asegúrate de mantenerte alejada de los productos que contienen petróleo, ya que pueden afectar al nivel de PH natural de la vagina.

No dejes de comprobar los ingredientes de tu lubricante. Opta por un lubricante con ingredientes más naturales y seguros para el cuerpo, que sean menos propensos a causar irritación.

CONDONES

Todos conocemos la importancia de practicar el sexo seguro, y a menudo eso significa utilizar un preservativo, sin embargo, todavía nos dejamos llevar por el momento y nos saltamos este paso tan importante. Tanto si tu preocupación es contraer una ITS (infección de transmisión sexual) como un embarazo no planificado, el uso del preservativo es la única forma de prevenir ambas cosas. Aunque el uso de métodos anticonceptivos alternativos puede ayudar a evitar el embarazo, no pueden protegerte de las ITS. Esto se aplica tanto al sexo oral como al sexo con penetración.

No te saltes este importante paso. Y lo más importante, no tengas miedo de tener "la charla" con tu pareja sobre la historia sexual y de hablar sobre los preservativos para asegurarte de que no sólo tu vagina se mantendrá sana, sino también para proteger a tu pareja.

DURANTE EL SEXO

EL PASO DEL ANO A LA VAGINA

Los preparativos para el sexo son muchos, pero no se acaban ahí.

Si te mueves entre el ano y la vagina durante el sexo, ya sea en pareja o en solitario, debes estar atento a la propagación de bacterias. Los gérmenes pueden pasar del ano a la vagina con los dedos, los juguetes sexuales o los penes. Estos gérmenes pueden causar infecciones incómodas, y a veces graves, como las infecciones urinarias y las infecciones por hongos.

Asegúrate de lavar cualquier cosa que se introduzca en tu ano antes de que entre en contacto con tu vagina (o utiliza un preservativo nuevo sobre él).

DESPUÉS DEL SEXO

IR AL BAÑO

Hemos llegado al final, pero aún no hemos terminado. Puede ser tentador quedarse tumbado y disfrutar de la gloria de tu orgasmo después del sexo, ya sea contigo mismo o con tu pareja, pero sería conveniente que te levantaras y fueras directamente al baño. Antes de que pasen 30 minutos después de haber mantenido relaciones sexuales, asegúrate de ir al baño para poder eliminar cualquier bacteria que pueda estar subiendo por la uretra o escondiéndose en la vagina.

LAVARSE (¡DE NUEVO!)

Del mismo modo, lavarse la vulva después del sexo (al igual que antes del sexo) puede ayudar a eliminar las bacterias. Es importante limpiar la vulva después del sexo porque la boca, los juguetes sexuales, los dedos y el pene pueden introducir bacterias en la vagina, pudiendo provocar infecciones urinarias u otras infecciones vaginales.

SALTA. EL. DUCHA.

Históricamente, las personas han utilizado las duchas vaginales para introducir agua en la vagina, eliminar las secreciones vaginales y "limpiar" la vagina, pero ahora sabemos que el uso de una ducha vaginal puede alterar las bacterias vaginales normales. Según el NHS, "no hay pruebas de que las duchas vaginales protejan contra las ITS o las infecciones vaginales, e incluso pueden aumentar el riesgo".

Perifit: Prevenga los problemas del suelo pélvico y mejore su bienestar íntimo con juegos y biorretroalimentación

La práctica de ejercicios especializados del suelo pélvico, también conocidos como Kegels, puede ayudar a minimizar los síntomas de la disfunción del suelo pélvico y puede mejorar tu bienestar íntimo. Es difícil saber, por ti misma, si tus ejercicios están marcando la diferencia. Perifit se creó para ofrecerte información instantánea sobre tu suelo pélvico y tus Kegels, y lo hace con una moderna aplicación y un sensor interno.

Perifit te guía en tu entrenamiento del suelo pélvico, te ofrece estadísticas y comentarios sobre tu programa y tu progreso y te ayuda a realizar un seguimiento de tus objetivos. El uso de Perifit te ayudará a entender cómo hacer un Kegel y una contracción del suelo pélvico de forma correcta, y te ayudará a mantener la salud pélvica y a prevenir futuros problemas.

CONOZCA MÁS: