Mom with kid

El embarazo es una de las experiencias más hermosas, complejas y extraordinarias de la vida. Durante 9 meses, nuestros cuerpos experimentan infinidad de cambios asombrosos. Además de ver crecer nuestra barriga, nuestro corazón se expande para siempre para dar la bienvenida a nuestro bebé. El embarazo y el parto son eventos físicamente agotadores, que se prolongan durante un largo período de tiempo y, en ocasiones, nuestros cuerpos necesitan algo de ayuda para recuperarse tras los cambios físicos y las exigencias que supone tener un bebé.

¿QUÉ LE SUCEDE AL SUELO PÉLVICO DURANTE EL PARTO?

Hablemos del suelo pélvico y de lo que realmente experimenta durante y después de un parto vaginal. Los músculos deben relajarse, estirarse y abrirse para permitir que el bebé se deslice por el canal de parto y pueda nacer. A veces el músculo llega a desgarrarse o tensarse en exceso. Estas demandas, o cargas, sobre los músculos pueden llegar a provocar una disfunción de los músculos del suelo pélvico tras el parto, dado que se encuentran en plena recuperación de un desgarro o procedimiento. Los músculos pueden haberse debilitado, estirado o tensado en exceso, lo que significa que tienen dificultades para contraerse, relajarse y para cumplir su función. Esto puede traducirse en dolor. Existen modos de ayudarte a sanar, recuperarte y recobrar la fuerza de los músculos del suelo pélvico después de tener un bebé, y la rehabilitación de estos músculos suele llevarse a cabo con éxito siempre que se tenga acceso al programa adecuado.

¡Hay tantas cosas que pueden ayudarte en esta situación! Está demostrado que la rehabilitación del suelo pélvico e integrar los ejercicios adecuados en tu plan de recuperación postparto ayudan a reducir el dolor, aumentan la función del suelo pélvico y mejoran tu salud pélvica en general. Estos métodos puede ayudarte a prevenir futuros problemas de pérdidas, prolapso y dolor si estás pensando en tener más hijos o mientras disfrutas de tu maternidad.

¿EN QUÉ CONSISTEN LOS EJERCICIOS PARA EL SUELO PÉLVICO

La rehabilitación del suelo pélvico sirve para mejorar la fuerza y el control de estos músculos con el objetivo de que logren funcionar a un nivel lo más similar posible al que mostraban antes del parto. Para que esto resulte verdaderamente efectivo, deberás seguir un régimen de entrenamiento de los músculos del suelo pélvico centrado en tres conceptos muy concretos: sobrecarga, especificidad y reversibilidad.

  • La sobrecarga surge cuando fatigamos y cargamos los músculos, pero en el buen sentido. Debemos hacer que estos músculos trabajen duro para fortalecerlos y que funcionen de un modo más eficaz. En realidad es el mismo concepto de aumentar el peso cuando hacemos ejercicio en el gimnasio: si entrenamos siempre con las mismas mancuernas, nunca observaríamos mejora alguna en materia de fuerza.
  • La especificidad trata realmente de convertir esto en un hábito. Se trata de una serie de ejercicios y movimientos específicos y dirigidos, necesarios durante un ejercicio o actividad específica (como toser o levantar objetos), que nos ayudan a entrenar los músculos a fin de que realicen este movimiento por sí mismos, sin necesidad de pensar en ello. Precisamente, los ejercicios de Kegel son un modo de lograrlo y de ayudar a que el suelo pélvico se contraiga cuando debe, además de ayudar a entrenar los dos tipos de fibras musculares que se encuentran en el suelo pélvico. No obstante, es importante insistir en que los ejercicios de Kegel se prescriban, realicen y supervisen correctamente.
  • La reversibilidad significa que es importante mantener tu fuerza y capacidad, y que si no usamos esta nueva fuerza que hemos desarrollado en los músculos del suelo pélvico, la perderemos o se "revertirá" fácilmente. En realidad, esto se parece mucho a correr o a los ejercicios para brazos: cuando dejas de correr varias semanas, pierdas esa resistencia, fuerza y condición cardiovascular que habías alcanzado y hacer ejercicio te resulta más difícil.

 

¿DEBO PRACTICAR LA REHABILITACIÓN DEL SUELO PÉLVICO DESPUÉS DEL PARTO?

Solo te diremos esto: ¡te ayudaría muchísimo! Realizar los ejercicios adecuados y seguir la rehabilitación pertinente para el suelo pélvico puede ayudarte con el dolor, acelerar la recuperación y posiblemente prevenir futuros problemas (como pérdidas de orina y el prolapso de órganos pélvicos). La incontinencia de esfuerzo (pérdida de orina al reírnos, toser, estornudar o saltar), pérdida de evacuaciones intestinales, dolor en la vagina y el perineo, y el prolapso (cuando los órganos se sitúan más abajo en el canal vaginal) pueden deberse a una disfunción del suelo pélvico, y muchas mujeres experimentarán estos trastornos hasta un año, o más, después del parto.

¿CUÁNDO PUEDO COMENZAR A ENTRENAR MI SUELO PÉLVICO POSTPARTO?

Esto varía en función de la persona, pero la norma general indica que unas 6-8 semanas tras el nacimiento del bebé (cesárea o parto vaginal), cuando tu médico o comadrona te autorice a hacer ejercicio y mantener relaciones sexuales seguras. Las heridas y tejidos tardan aproximadamente ese tiempo en cicatrizar y nuestra intención es tomarnos las cosas con calma. Queremos asegurarnos de que tu programa te resulte beneficioso y coherente, que estés lista y te sientas bien para iniciar tu recuperación.

CÓMO PUEDE AYUDARTE PERIFIT A FORTALECER TU SUELO PÉLVICO TRAS EL PARTO

Los ejercicios de Kegel pueden ser una de las mejores opciones para prevenir, ayudar a curar y aliviar los síntomas de la disfunción de los músculos del suelo pélvico, aunque en realidad resulta muy difícil asegurar con certeza que los estás haciendo correctamente y evaluar tu avance. ¡Aquí es donde Perifit puede ayudarte! Perifit hace una evaluación instantánea de tus contracciones del suelo pélvico de una forma que además es divertida. La aplicación utiliza juegos para ayudarte a entrenar correctamente tu suelo pélvico, además de estadísticas y datos en tiempo real sobre tu progreso y actividad muscular. ¡No tendrás que suponer ni adivinar nada! Tendrás la certeza de estar realizando los ejercicios adecuados para tu caso, de conservar la fuerza y de estar esforzándote para lograr un suelo pélvico mejor y más saludable.

Train Pay Progress Perifit

SHOP PERIFIT

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS BENEFICIOS DE PERIFIT:

Referencias:

Durnea CM, Khashan AS, Kenny LC, Durnea UA, Dornan JC, O'Sullivan SM, et al. What is to blame for postnatal pelvic floor dysfunction in primiparous women-Pre-pregnancy or intrapartum risk factors? European journal of obstetrics, gynecology, and reproductive biology. 2017;214:36-43. 

Kapoor, D.S., Freeman, R.M. Pregnancy, childbirth and urinary incontinence. In: Haslam, J., Laycock, J. (eds)Therapeutic Management of Incontinence and Pelvic Pain.London: Springer-Verlag. 2008. 

Hall B, Woodward S. Pelvic floor muscle training for urinary incontinence postpartum. British journal of nursing (Mark Allen Publishing). 2015;24(11):576-9. 

Elenskaia K, Thakar R, Sultan A, Scheer I, Beggs A. The effect of pregnancy and childbirth on pelvic floor muscle function2011. 1421-7 p.

Laycock J. Concepts of Neuromuscular Rehabilitation and Pelvic Floor Muscle Training. In: Baussler K, Shussler B, Burgio KL, Moore KH, Norton PA, Stanton S, editors. Pelvic Floor Re-education. 2nd edition. London: Springer; 2008. 

Deffieux X, Vieillefosse S, Billecocq S, Battut A, Nizard J, Coulm B, et al. [Postpartum pelvic floor muscle training and abdominal rehabilitation: Guidelines]. Journal de gynecologie, obstetrique et biologie de la reproduction. 2015;44(10):1141-6.

Women’s and Men’s Health Physiotherapy Team. Your recovery after childbirth. Physiotherapy, exercises and advice. 2016. Version 2. 

Kegel exercises: A how-to guide for women. (2018). Retrieved from https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/kegel-exercises/art-20045283