Introducir el Perifit en tu vagina

Consejo: Perifit está diseñado para insertarse sin añadir ningún lubricante. No obstante, si te incomoda, no dudes en utilizar un lubricante a base de agua.

Debes introducir en tu vagina los dos sensores con curvas, mientras el anillo blanco y el cable quedan fuera.

 

 

El anillo blanco debe quedar alineado con su eje, de adelante hacia atrás; orienta el botón de encendido/apagado hacia el clítoris y el LED de flor de loto hacia el ano. Es importante mantenerlo esta posición, dado que permite que los sensores sean lo más eficaces posible.

 

 

Si eres una usuaria nueva, te recomendamos que te tumbes en una posición cómoda con las rodillas dobladas y las piernas levemente separadas. Esta es la posición más cómoda que puedes adoptar al comenzar el entrenamiento.

Dicho esto, algunas usuarias usan Perifit mientras permanecen de pie. Si estás de pie mientras usas Perifit, tu suelo pélvico trabajará contra la gravedad para mantener el dispositivo dentro de tu cuerpo. Si tu suelo pélvico no es lo suficientemente fuerte, Perifit se deslizará hacia fuera. Por ello, tal vez sea necesario seguir entrenando en horizontal hasta que tu suelo pélvico esté lo suficientemente fuerte como para entrenar en vertical.